Coaching Personal

Las sesiones de coaching personal, son conversaciones que se dan para reflexionar sobre una o varias situaciones determinadas. Esta plática se da entre un coach y un coachee, quien viene a ser la persona que ha solicitado la cita de dicha entrevista, es decir, el cliente. Básicamente es una conversación, acompañada de una reflexión que se da en voz alta. El coaching personal es efectivo para determinar nuevas formas de observar la realidad, ampliar un horizonte de nuevas alternativas que por determinados puntos de vistas no te permiten ver el infinito mundo de opciones que puedes tener para crear una nueva realidad. Esta herramienta te permitirá superar obstáculos y alcanzar tus objetivos de vida.

Estas sesiones sirven para acompañar a una persona en un proceso, donde se permita abrir un abanico de preguntas concretas que le permitan visualizar el mundo de fortalezas y debilidades que le pueden acompañar a lo largo de su vida y enfocarse en el presente para poder actuar y seguir hacia adelante. Las sesiones de coaching personal te sirven para tomar acción en tu vida de una forma segura, próspera y abundante. Las sesiones logran mediante una metodología efectiva, realizar según sea el caso, un entrenamiento de ejercicios de crecimiento y armonía personal, que ayudan a optimizar todo el potencial humano e intelectual que cada persona tiene consigo.

Lo que se hace en una sesión de coaching personal en primer lugar es establecer un contacto de respeto y confidencialidad, que genere seguridad de una manera sencilla. Es muy importante la empatía, además de crear un ambiente de armonía y calidez humana. A diferencia de una sesión o terapia psicológica la cual es para sanar patologías, en una sesión de coaching personal el objetivo específico, es lograr que el coachee pueda desbloquear esos puntos de vista que no le permiten encontrar una solución a una determinada situación de vida, permitiendo que aprecie, sienta y logre la liberación de dichos bloqueos, todo esto acompañado de una conversación dinámica, donde las preguntas juegan un factor fundamental, que dirigidas de una manera profesional y humana, permiten que el coachee genere por sí mismo las respuestas que necesita para redefinir sus puntos de vista.

La cantidad de sesiones recomendadas puede variar según la necesidad y demanda del coachee. Es recomendable una por semana y su duración esta entre 60 a 90 minutos. En vista que cada sesión es un proceso único, de acuerdo al tema y situación presentada, siempre se debe realizar un análisis previo según sea el caso y desde allí diseñar la estrategia a seguir. Esta estrategia está compuesta de recursos, técnicas y orientación, que garantizan excelentes resultados, siempre orientados a una estructura de cambios en positivos y manteniendo una atención plena en el presente.

Las sesiones de coaching se evalúan según sea la situación o situaciones determinadas y para obtener los resultados deseados, pueden llegar a ser como mínimo 4 sesiones, más esa cantidad puede variar para poder obtener resultados totalmente efectivos. Todo esto depende en su mayoría de la disposición del coachee. El periodo de intervalo recomendado entre una sesión y otra suele ser entre 1 o 2 semanas.

Los objetivos a alcanzar en una sesión de coaching personal son, en primer lugar, evaluar el estado, circunstancia o situación que presenta el cliente. Luego identificar en conjunto, las metas que se quieren lograr, es allí cuando mediante preguntas claves y específicas, se invita al coachee a describir su situación y estado de vida, logrando enfocarlo en lo que desea mejorar e identificar los objetivos que desea obtener. Todo basado en una metodología ya diseñada, donde todo debe ser: Especifico/Medible/Alcanzable/Realista y acordado en el Tiempo (SMART). Con esto lograremos desbloquearnos emocionalmente y alcanzar las metas deseadas.

Al tener un análisis claro y ya identificados los bloqueos personales, se determinan las causas que impiden continuar con claridad en el proceso de vida, logrando identificar los juicios, puntos de vista y creencias limitantes que le impiden a una persona vivir de una manera más plena. Es así como una sesión de coaching personal te ayudará a encontrar las alternativas que te permitan disfrutar y tener una mejor calidad de vida.