Coaching Laboral

Una sesión de coaching laboral, es y va encaminada a la guía que necesita un individuo para identificarse con sus destrezas profesionales y cuáles son sus talentos, donde se pueda desempeñar eficientemente, con resultados tangibles en las diferentes oportunidades de trabajo. Por otra parte, el Coaching Empresarial, va dirigido específicamente a toda la metodología que requiere una pequeña, mediana o grande empresa para orientar, capacitar, desarrollar un ambiente laboral que permita un buen funcionamiento y rendimiento en todas sus áreas a manera de garantizar un trabajo de equipo que impulse a un constante crecimiento del mercado o rubro en que la empresa se desarrolle. A medida que una empresa respalda y apoya a su personal, está comprobado que el rendimiento de producción y crecimiento es mayor, garantizando así un éxito seguro.

Las sesiones de coaching empresarial y/o laboral, sirven para crear estructuras laborales, que permitan el buen funcionamiento de la misma. Las estructuras laborales son los diseños organizacionales que se disponen profesionalmente para cumplir con las metas y objetivos planteados.

Se logra definir situaciones, prioridades y necesidades, obteniendo un diagnóstico del porqué se pueden presentar dificultades en los rendimientos y la producción.

La organización, planificación y metodología, son la base fundamental para el buen rendimiento de una empresa y su personal laboral.

En una sesión de coaching laboral, se hace a manera de entrevista, donde se identifican debilidades y fortalezas del cliente o coachee, así como de la estructura laboral, a partir de allí se genera mecanismo y metodologías que permitan reestructurar y encaminar las actitudes y aptitudes del cliente o coachee.

La motivación es una clave fundamental, para ello nos enfocamos en diversas charlas de carácter motivacional, talleres y propuestas que permitan lograr metas tangibles. La conducta del jefe y empleado será un factor determinante en la evolución del proceso de bienestar personal y económico de todos los involucrados y para esto el ir de la mano de un buen coach, garantiza un rendimiento en general.

La cantidad de sesiones recomendadas puede variar según la necesidad y demanda del coachee. Es recomendable una por semana y su duración esta entre 60 a 90 minutos. En vista de que cada sesión es un proceso único, de acuerdo al tema y situación presentada, siempre se debe realizar un análisis previo según sea el caso y desde allí diseñar la estrategia a seguir. Esta estrategia está compuesta de recursos, técnicas y orientación, que garantizan excelentes resultados, siempre orientados a una estructura de cambios en positivos y manteniendo una atención plena en el presente.

La cantidad de sesiones se evalúan según sea la situación o situaciones determinadas y para obtener los resultados deseados, pueden llegar a ser como mínimo 4 sesiones, mas esa cantidad puede variar para poder obtener resultados totalmente efectivos. Todo esto depende en su mayoría de la disposición del coachee. El periodo de intervalo recomendado entre una sesión y otra suele ser entre 1 o 2 semanas.

Los objetivos a alcanzar, en las sesiones es que a nivel ejecutivo vaya dirigido a directivos, profesionales con cargos de responsabilidad, propietarios de empresas y emprendedores que quieren mejorar sus competencias y desarrollar herramientas para afrontar de manera asertiva su vida laboral. En otro sentido, el coaching de equipos es ampliamente utilizado por las empresas para mejorar las interrelaciones de los equipos de trabajo, analizar los roles dentro del grupo y aprender a gestionar las situaciones críticas.

Y a nivel de sesiones laborales individuales, garantizar la optimización de la eficiencia del coachee, logrando el resultado de un mejor ambiente laboral y en consecuencia un aumento de satisfacción en el rendimiento laboral, lo que va a generar un mejor ambiente en general.

Si tu necesidad es estrictamente determinar cuál es tu vocación laboral, un coach te orientara a identificarte con tu destreza, capacidad  e intelectualidad profesional.